Thursday, 14 December 2017

Testimonio de Sanación

Written by  Published in Perseverantes
Rate this item
(0 votes)

Debo comenzar mencionando las siguientes palabras. Le doy gracias y alabo al Señor porque me sano de unas heridas y comezón intenso que se había originado hace unos días en las entre piernas.

En un primer instante decidí tomar 6 pastillas Fluconazol del 20 al 22 de junio. Pese a que el medicamento es fuerte no me sanaba; es mas, el exceso me causó un serio malestar estomacal. Tras este hecho decidí poner esta situación en las manos del Señor; asimismo decidí practicar la oración de renuncia que se aplicó en la barquita el lunes 20 de junio por la noche.

Decidí renunciar a muchas cosas entre ellas: los apegos a personas y cosas y a la falta de perdón a mi mismo; y decidí aceptar el problema que estaba atravesando. Pasó, el jueves y viernes y el sábado note que las heridas habían desaparecido y la comezón también para la Gloria de Dios.
 
Gloria a Dios hermano Pepe. Gloria a Dios porque el Señor escucho mi clamor que lo pronuncie con fe y esperanza.  Y no sólo eso. Además debo señalar que el Señor no sólo me sano, sino que ha re ordenado mi economía porque estoy diezmando. A la vez debo indicar que Jesús esta sanando a mi familia. Creo en Fe que el Señor esta obrando mucho en el corazón de mi madre y padre. Creo en fe que sigue derramando muchas bendiciones en mi vida y en mis seres queridos.

Por eso comparto este testimonio de gratitud al Señor. 

Cabe indicar que un ingrediente adicional que se complementa a mi sanación fueron las eucarístia constante, adoración al Santísimo, ayunos, rosarios y momentos de oración intima con el Señor.

Gracias Señor porque eres poderoso. Eres santo. Sanas, liberas, restauras, aumentas mi fe y me conviertes en criatura nueva día a día.

Pedro

Read 11389 times
More in this category: « Salió bien de accidente